7 de julio – Beata María Romero

A los 28 años realizó sus votos en la Congregación Salesiana de las FMA


Sor María Romero fue una religiosa que hizo mucho bien a los pobres y necesitados en osta Rica, su ardor apostólico era tan grande que realizó muchas obras por el bien de los mas necesitados.

Se dice de ella que es la figura de Don Bosco en versión femenina y en nuestras tierras centroamericanas, una mujer que al conocerla, las personas la querían, reconocían en ella la bondad, la misericordia, la alegría, la amabilidad, el amor por los jóvenes y los más necesitados. La gente la buscaba para escuchar su consejo. Una mujer muy activa y orante, mística en sus encuentros con Jesús.

Las FMA cuentan como aún ahora ella sigue ayudando a sus pobres. Una mujer llega a la Casa de la Virgen, preguntando por la religiosa que le dijo llegara a ese lugar. Las hermanas la atienden y entre ellas no la encuentra, por lo que le preguntan cómo era.

La señora ve un cuadro con la foto de sor María Romero y la señala diciendo: “Es ella, ella me dijo que viniera, que aquí me ayudarían”.

Nació en Granada (Nicaragua) el 13 de Enero de 1902 y murió en Las Peñitas, León (Nicaragua) el 7 de Julio de 1977. Sus padres eran de origen español y muy ricos, por lo que se le ofrecía una vida llena de comodidades. En 1910, las misioneras de Don Bosco, hijas de María Auxiliadora (FMA), habían llegado a Nicaragua. Eran muy pobres, muy buenas y siempre sonrientes, punto de partida desde el cual el Espíritu Santo le infundió su vocación que la llevó a dejar atrás todo por El Señor.

A los 28 años realizó sus votos en la Congregación Salesiana de las FMA. En 1931, fue enviada al vecino país centroamericano de Costa Rica donde durante 46 años se dedicó a servir a los necesitados. Entre sus obras más importantes está la creación de la Casa María Auxiliadora, un hogar que alberga a personas que necesitan consuelo y que incluye una clínica para personas pobres sin seguro social, una escuela para niños de la calle. Otra obra es la Casa Maín, dedicada a acoger a mujeres jóvenes que viven en la calle.

La biografía oficial de Sor María Romero fue escrita por Sor Domenica Grassiano, FMA, y su título es “Con María Toda Para Todos Como Don Bosco”. Fue declarada Venerable por el Papa Juan Pablo II el 18 de Diciembre del año 2.000.

La apertura del proceso Diocesano de Sor María Romero se dio el 18 de noviembre de 1988. Durante los años 1988 y 1992, se llevan a cabo las sesiones declaratorias de los testigos citados por el Tribunal de la causa de Canonización, teniendo como sede del Tribunal la Casa Provincial de las FMA en San José. Los testigos llamados a dar testimonio de la fama de santidad de Sor María Romero fueron 50, y seis testigos de oficio.

El tribunal realizó 90 sesiones. Se efectuaron, además, 40 sesiones de estudio de documentos relativos a la sierva de Dios, presentados por el Vice Postulador para ser incluidos en el proceso. Los restos de Sor María Romero fueron trasladados, de León, a San José, Costa Rica y sepultados en el Cementerio General de San José, donde permanecieron hasta el 9 de noviembre de 1991. En esa fecha fueron trasladados a un Mausoleo construido en la Casa de María Auxiliadora por ella fundada. Para muchos, fue todo un “Don Bosco” pero en femenino. En boca de su pueblo, fue una auténtica Santa y toda Latinoamérica, en especial Nicaragua y Costa Rica, celebró con un gran júbilo el día de su beatificación, que tuvo lugar el 14 de Abril de 2002 por parte del Papa Juan Pablo II.