Especiales

Una casa para inspirarse

cultura

La casa esquinera donde vivió Camilo Zapata se distinguía del resto en el Barrio El Calvario, Chinandega, por el gusto exquisito del cantautor nicaragüense, El Clarinero Mayor, Creador del Son Nica.

El profesor Julio Zavala Rostran, recordó que era una casa amplia con sofás, comedores, los necesarios electrodomésticos, y las paredes engalanadas con cuadros de paisajes, flores, avenidas y famosos cantantes, poetas y escritores.

El denominado Clarinero Mayor, guardaba con celo su guitarra que manejaba “al tiro” como se dice popularmente, la que desempacaba al momento que llegaban a visitarlo.

En la sala sobresalía un equipo de sonido para escuchar temas musicales de autores nacionales, en especial la música regional que compuso. Había discos y casetes debidamente resguardados en cajas. Zapata compuso el primer tema a sus 14 años, se trataba de “Caballito Chontaleño”.

Zavala agregó que casi sesenta años vivió Camilo Zapata en Chinandega desde mediados del siglo pasado. Esta es la región que lo acogió luego de llegar como agrimensor, el oficio que lo hizo recorrer muchos caminos. Es aquí donde contrajo matrimonio con la señora Lila Quiñonez y se quedó a vivir en la casa descrita.

El terreno lo compró al señor Paulino Norori, un general liberal de campaña que combatió en la guerra denominada “Constitucionalista”, lucha entre liberales y conservadores que dejaron en cenizas el casco urbano de Chinandega, el 6 de febrero de 1927.

En el patio del jardín conformó un jardín con diversas especies de flores y árboles, aquel microclima llamaba la atención del transeúnte y  todas las mañanas se oía el gorjear de las aves.

Dionisio Moya, intelectual originario del Viejo, señaló que la casa y su jardín boscoso era un mundo de inspiraciones para el famoso cantautor.

En 1993 debido a la avanzada edad del clarinero mayor decidió venderla a la municipalidad a puertas cerradas en 30 mil dólares.

SOÑABA CON UN RESTAURANTE

Luis Alejandro Quijano, que trabajaba para cervecerías nacionales desde los años setenta reveló que Camilo Zapata le confió que pretendía fundar en la espaciosa casa un restaurante, al que llamaría “Los Maribios”, el nombre de la cordillera occidental, así lo soñaba.

En consulta con los vecinos indican que la reliquia de vivienda que decidió vender hasta las aves resintieron su ausencia al no encontrar el eco mañanero de su voz y del agua fresca en los recipientes.

La obtuvo la alcaldía en el precio simbólico referido para que la gozara Chinandega. La alcaldía entonces fundó la Escuela de Música Municipal Camilo Zapata.

SITIO DE EVENTOS CULTURALES

Precisamente la tarde del jueves fue presentada ahí la Séptima Edición de la Revista Chinamitlan, edición dedicada al decano periodista Ricardo Delgado Ramos.

Delgado durante el discurso recordó que estaba al frente de las relaciones públicas en la municipalidad en el año de 1993 cuando el creador del Son Nica dejo su casa para trasladarse a Managua.

“Esta escuela municipal Camilo Zapata, que nació en 1993 con la visión y el deseo del concejo en aquel entonces de llegar a tener una completa orquesta sinfónica, que se convirtiera en el símbolo más importante de nuestra ciudad; pero la parte económica marco el paso y aunque nos quedamos con una banda musical es un orgullo de Chinandega”, celebró el homenajeado.

Comentarios
Ir Arriba
A %d blogueros les gusta esto: