Chinandega

Tonaleños demandan lagunas naturales

Un grupo de habitantes, hombres y mujeres, del municipio de Puerto Morazán, demandan les otorguen concesiones en las lagunas naturales de Los Cedros y Cantagallo, así  puedan desarrollar labores de camaronicultura.

En esa localidad vecina al Estero Real hay angustiante falta de empleo y escasa pesca por los fuertes vientos y bloqueo por soldados de la marina y vigilantes de empresas camaroneras.

Julio Méndez, presidente de la Asociación de Pescadores de Tonalá-Puerto Morazán, dijo que lo primero que requieren es la construcción del muro de las lagunas naturales referidas, en este caso se ha coordinado con la empresa Búfalo-Langostinos quienes esperan una concesión vecina y prometen apoyarles con el muro. El muro de 20 kilómetros podría rondar hasta 200 mil dólares.

“Pero ese apoyo no puede llegar sin que nos beneficien con la concesión. Estas lagunas naturales  son propicias para que las trabajemos y sobrevivamos de la producción de camarones”  declaró Méndez.

Julia del Carmen Urey Tercero, refirió que han gestionado de manera pacífica la concesión ante las autoridades del Instituto Nicaragüense de la Pesca (Inpesca) y  Marena que rehabiliten las lagunas naturales que ahora están en total deterioro después que se destruyeron con el Huracán Mitch.

“El municipio de Puerto Morazán depende y sobrevive de la pesca artesanal  y de los camarones en el invierno. Si no nos brindan apoyo a nosotros que somos pescadores que es la sobrevivencia en la zona porque razón le cedieron 500 hectáreas a otra camaronera que sigue extendiéndose”, clamó la señora Urey.

 

GANANCIAS MINIMAS

Silvio Estrada mostro planos de las lagunas naturales que ahora lucen abandonadas, señaló que la solicitud al gobierno municipal es lograr tener una manera sostenible de sobrevivir. La pesca es peligrosa rumbo norte debido a que pescadores de Palo Grande-Somotillo les indican que ahí les pertenece.

“Ahí en la zona de Cantagallo y Los Cedros es área protegida pero hay un remanente de 268 hectáreas que se puede ceder pero no hay repuesta institucional. Estas 268 hectáreas fueron concesionadas al leones Ricardo Moncada pero nunca la trabajo y entonces esa laguna volvió al Estado de Nicaragua”, dijo Estrada.

Según los pescadores es difícil y escasa la pesca artesanal y además ha colapsado la producción de camarones silvestres. “La gente medio sobrevive de la pesca artesanal” lamentó Estrada.

El pescador José Antonio Reyes, dijo que sobreviven “con migajas”, la mayor parte de habitantes a veces con un mil córdobas al mes.

“Con 300 córdobas a veces que logramos ganar en una semana, y se ha generado robos en las grandes camaroneras de gente desesperada con hambre. La seguridad privada y soldados les decomisan productos, cayucos y lanchas por el bloqueo a los pescadores cuando vienen de las faenas”, criticó Reyes.

SIN REPUESTA

Un trabajador municipal comentó que la solicitud de concesiones en las lagunas naturales es tema que debe resolver el ministro del Marena.

Comentarios
Ir Arriba
A %d blogueros les gusta esto: