Chinandega

Tierra fértil, tierra fecunda

Los cerros en la sierra de Juana Mostega y Buena Vista, son elevaciones a 500 metros, ubicados al  noroeste de Nicaragua, según los registros del Archivo de Indias, entre los volcanes Cosiguina y San Cristóbal, es la formación volcánica primitiva que dio origen a los Cordillera de los Marabios.

Los matagalpas habitaban en el gran triángulo de la altiplanicie central del país, es decir desde Acoyapa en el sur, hasta Teotecacinte en el norte, y de allí siguiendo las sierras de Jalapa y Dipilto hasta llegar a Cosigüina. Vivían en las mesetas, desde los 450 metros hasta los 1,500 metros sobre el nivel del mar.

El verde en invierno y el olor intenso a tierra fresca a lo largo de la llanura de Agateyte, es la plataforma donde se asientan las ciudades de El Viejo, Chinandega y Chichigalpa.

Este es un territorio de grande bendición de la tierra fértil, del campo fecundo, productivo, por al aporte de las cenizas que expulsan los volcanes San Cristóbal, El Telica, Cerro Negro y Momotombo. En estas tierras donde el trigo predominaba en los cuarentas, el algodón se extendió en los cincuentas, la soya y maní en los noventas y la caña de azúcar en casi todo el territorio.

Gente de carácter y dinamismo

Los habitantes del centro y norte del país tienen experiencia campestre y se refleja en el carácter, en especial del chinandegano y la chinandegana, trabajadores, sencillos, amables, madrugadores, ocurrentes. También es generalizado usar bigotes, en el norte vestir de sombrero, camisas mangas largas y en la zona sur presumir del jean, escribir poesías, la gorra por el intenso sol y disfrutar del beisbol, el deporte rey de los nicaragüenses.

 

Comentarios
Ir Arriba
A %d blogueros les gusta esto: