Chinandega

Tardó más en limpiarse

Fue el domingo que desde el amanecer se implementó la Jornada Especial de Limpieza de la Campaña Municipal “Chinandega Limpia y Bonita”, con el lavado de las calles de los alrededores del mercadito Santa Ana.

Los trabajadores de limpieza pública recolectaron toda la basura que los comerciantes y compradores dejan regada  desde la casa cural de la parroquia Santa Ana, hacia el norte. Al menos quedaron registradas en imágenes el breve aseo que se experimentó.

La escasa cultura por una ciudad embellecida de una parte de la población se hizo presente tras la jornada al lanzar sin pudor todo tipo de desechos.

Sheyla Patricia Aburto, antigua vendedora de la zona de la terminal de los buses hacia El Viejo, la Península de Cosiguina y Puerto Morazán, dijo que la brigada municipal recogió la basura y lavaron las calles lo cual fue enaltecido por los que ahí circulaban.

Pero fue al regresar los buses que los pasajeros lanzaron hojas de nacatamales, bolsas plásticas, cascaras y papeles y la situación de desaliño, inmundicia y porquería volvió a su punto habitual.

“Es lo mismo también que no hay recipientes, los buses tampoco llevan cestos para que los pasajeros depositen la basura; a los niños debe incentivárseles de esa cultura de limpieza y ornato” comentó el transportista Ramiro Benedith.

Ratas y cucarachas

María Elsa Sánchez, del barrio Teodoro S. Kint-El Viejo, es comerciante y expresó que cada semestre hay limpieza a nivel general del mercadito Santa Ana, uno de los tres centros populares de compras en la ciudad de Chinandega.

“Aquí fumigaron y este domingo lavaron, eso es muy bueno para terminar con las cucarachas y ratones. Por ahí  habían colocado un recipiente pero ya no lo veo, lo que ponemos nosotros es esa cajilla para que la gente eche ahí la basura, pero igual la tiran por todos lados”, lamentó Sánchez.

Promoción de la limpieza

  • María del Socorro Ortiz, vendedora de frutas procedente de Potosí-El Golfo de Fonseca, municipio del Viejo, criticó que la gente tire la basura y ensucie la ciudad. “Yo me guardó la basura para no ensuciar y depositarla en un recipiente”, refirió la señora.
  • Parte de los comerciantes demandaron que la alcaldía adquiera sus propias mangueras debido a que prestaron una manguera a los bomberos, pero esta no calzaba en la salida de la cisterna cargada de agua, que solo sirvió para lavar las tres calles adyacentes del mercadito Santa Ana. “La parte interna la lavaron con baldes que no es lo mismo” refirió una comerciante”.

 

Comentarios
Ir Arriba
A %d blogueros les gusta esto: