LO ACTUAL

Oleaje peligroso en Corinto

SAUL MARTINEZ/LA PRENSA

Pese a la marejada en la costa de Corinto los habitantes la ven con normalidad, sin embargo es motivo de preocupación para las autoridades, por cuanto ahora el fuerte oleaje es a lo largo del invierno, entre lo negativo es que la pesca se ralea.

Ursinia Espinoza Cinco atiende el parqueo de la zona turística de Costa Azul, ayer limpiaba de tejas, piedras y basura que las olas acarrean y dejan en el sector.

“Está brava la marea, en ocasiones pasa debajo de los carros”, dijo la señora.

Fernando Aguilera, un viejo conocedor del mar, llama al fuerte oleaje “la marea del invierno”, lo que conlleva a pérdidas económicas en esta temporada a muchos pescadores y dueños de acopios porque los peces huyen a lo profundo.

Este corinteño precisó que las olas no son peligrosas, porque los turistas pueden darse un baño tranquilo. “Todo es que no haya piedras como en la playa El Espigón y tener precaución con los niños”, refirió.

Cinco lanchas fondeadas se divisaban antes del mediodía en la bahía con dirección a la isla Castañones. En Corinto la faena en alta mar en lanchas artesanales es nocturna con 450 pescadores.

EL CAMBIO CLIMÁTICO

El ingeniero Héctor Romero, director de Obras Públicas, Corinto, dijo que realmente el fuerte oleaje no es tan normal, debido a que los últimos tres años el registro de marejadas es alto precisamente en este mes de julio, que lo atribuye al denominado cambio climático.

“En el año 2009 se hizo evacuaciones en el balneario de Pasocaballos por estas marejadas repentinas, no se contaban con estrictas medidas de seguridad, por lo que el Comité de Seguridad y Prevención de Desastres hizo el traslado esa vez”, expresó el funcionario.

Comupred preveía en Corinto la primera etapa de marejadas en los meses de abril y mayo, luego hasta en septiembre y octubre, hoy en día se extiende en todo el invierno.

Nicaragua se encuentra en medio del ciclo de huracanes y tormentas desde el mes de junio, sin embargo en los últimos años son muchos más frecuentes y fuertes.

La zona de Jiquilillo, El Viejo, es golpeada frecuentemente ahora por el fuerte oleaje, por lo que se han reubicado a más de diez familias.

EN ALERTA

El Distrito Naval del Pacífico (DNP) permanece en alerta por la marejada y sugiere a los pescadores de Puerto Morazán, El Rosario, Potosí, Mechapa, Jiquilillo, Aserradores, El Realejo, Corinto, Poneloya y Masachapa, que si el oleaje está fuerte no salgan a pescar para evitar tragedias.

Los turistas, que llegan en los cruceros desde todas partes del mundo, se han sorprendido del fuerte oleaje, sin embargo los habitantes de las zonas costeras que se están acostumbrando o adaptando al fenómeno, los invitan a no abandonar la zona porque lo consideran norma

BALNEARIOS

En las zonas del litoral pacífico, que sufren más los embates de las olas, se ubican los balnearios Jiquilillo, playa Los Zorros y el estero Padre Ramos, en el municipio de El Viejo, donde los líderes del lugar han denunciado en múltiples ocasiones el despale de las especies maderables y de mangle.

Comentarios
Ir Arriba
A %d blogueros les gusta esto: