LO ACTUAL

Nicaragua entre los 10 países más vulnerables ante desastres naturales

El Nuevo Diario

Los países más vulnerables a las catástrofes naturales son los de Asia, según una clasificación publicada por el organismo Maplecroft, en cuya lista aparece Nicaragua como uno de los más frágiles en Centroamérica y el Caribe, los que presentan un estado de preparación limitada y su poca capacidad de reacción.

Investigadores que trabajan para Maplecroft, una sociedad británica de consejo sobre los riesgos, revisaron 197 países, que clasificaron en función del impacto de un desastre natural como un sismo o una inundación en su economía.

Bangladesh aparece como el país más vulnerable, seguido por Filipinas, la República Dominicana y Myanmar, que son todos “de riesgo extremo”. La lista de los diez primeros incluye India, Vietnam, Honduras, Laos, Haití y Nicaragua.

El “Atlas de los riesgos que pueden surgir de los accidentes naturales” muestra que en la medida en que la infraestructura es mediocre y la gobernanza débil, más elevado será el impacto de una catástrofe natural.

“Las economías emergentes y en vías de desarrollo deben reforzar su capacidad para responder al desafío presentado por medios ambientes de riesgo, por lo que ponen en peligro sus ambiciones de crecimiento económico cuando son víctimas de riesgos naturales inevitables”, subraya Helen Hodge, analista de Maplecroft.

Esta empresa indica que los daños económicos mundiales provocados por catástrofes naturales alcanzaron en 2011 un récord estimado en US$380,000 millones, a causa en especial del sismo seguido de un tsunami ocurrido en Japón, que representa 55% de la factura.

Los altos niveles de exposición económica, junto con la débil resistencia, significa que las consecuencias de un desastre natural más grande, probablemente se sentiría con mayor impacto en estos países.

Los impactos resultantes de las economías en crecimiento, como los mencionados de Asia; Bangladesh, Filipinas, Myanmar, India y Viet Nam, no solo incluirían las interrupciones a sus economías nacionales, sino también a las operaciones y a las cadenas de suministro de muchas de las mayores empresas del mundo que invierten en estos lugares, debido a sus oportunidades de crecimiento significativas, dice el informe.

Recuperación sería difícil

Algunos de los países de más alto riesgo tienen importantes resultados económicos, pues se alimentan de grandes poblaciones de ciudadanos pobres, muchos de los cuales viven en tierras marginales, como las llanuras expuestas a inundaciones, la fuerza de trabajo en riesgo elevado y sin los recursos necesarios para establecerse de nuevo, luego de las consecuencias de un evento importante.

Según Maplecroft, estos países pueden tardar años en recuperarse de un evento en una escala similar a la del terremoto de Japón.

Un año después del sismo ocurrido en la cuarta mayor economía del mundo, Japón, este país ha vuelto a los niveles de producción económica y a las previsiones de crecimiento vistos antes del evento.

Comentarios
Ir Arriba
A %d blogueros les gusta esto: