Chinandega

Mañanitas Frescas

No todo es alta temperatura en nuestra región occidental; las madrugadas son frescas en el campo, frías alboradas entre 23 y 20 grados que hacen tiritar. En la zona urbana las primeras horas del día eran frescas, pero eso ocurría antes del arrase de nuestras montañas y es preocupante que cada vez más incrementan los calores.

En Nicaragua tenemos el Observatorio de Fenómenos Naturales (Ofena) que analiza y monitorea a diario las disciplinas de astronomía, climatología, geología, meteorología y vulcanología.

Mientras más arboleda, la temperatura desciende y se experimenta el frio que cala los huesos. Por supuesto que varía en los departamentos del país, en Jinotega, Ocotal o Carazo, son verdaderas mañanas heladas de aguas casi congeladas que ir al baño resulta un martirio para el que su condición no es habitual.

En los anuncios de las llegadas de frentes fríos en el país hay pobladores que se cubren con calcetas, una buena frazada, cobijados de pies a cabeza, especialmente para los niños para evitar las neumonías.

En Chinandega un amanecer gélido aún se puede experimentar en el complejo volcánico Chonco-San Cristóbal,  además de la cumbre del Cerro San Rafael, a 400 metros frente al poblado pintoresco de San Juan de Cinco Pinos,  también en el Cerro “La Chocolata” del municipio pintoresco de Santo Tomas del Nance.

 

No se puede dejar de mencionar Cerro El Variador en San Francisco de Cuajiniquilapa, pendiente El Guansapo-Los Tololos de Villanueva, en Versalles, tierra bella, de verde boscaje sobre la trocha inclinada tras girar en Apastepe, al norte de Chichigalpa.

Entre 5: 20 de la mañana y las 7: 00 es posible disfrutar de la niebla. Las madrugadas glaciales son propicias para inspirados poetas y compositores, en la que surgen armoniosas baladas que a muchos hacen suspirar.

Comentarios
Ir Arriba
A %d blogueros les gusta esto: