Deportes

Los Cubanos Germán Meza y Omar Linares llegan al campamento de los tigres de Chinandega

La Prensa

Un fildeador que atrapaba lo que se movía y que resiste comparaciones con los mejores torpederos cubanos de la historia, y quizá el jugador de mejor instrumental físico que no jugó en Grandes Ligas, serán a partir de hoy las cabezas visibles de los Tigres de Chinandega.

Germán Mesa, conocido como el “mago” en la pelota cubana y Omar Linares, el pelotero de mejores herramientas en el beisbol amateur, aterrizan esta mañana en Managua para convertirse en el mánager y coach de bateo, respectivamente, de la tropa occidental.

Claro, Linares fue quien se elevó más como jugador. Cuando colgó sus spikes en 2004, tras 20 Series Nacional, Omar había compilado .368 de promedio, con 404 jonrones y 1,547 impulsadas, más 264 estafas. Fue líder de bateo en cuatro ocasiones y otras cuatro en remolques.

El “imán” Mesa, como se conocía también a Germán, por sus extraordinarias habilidades defensivas, fue un bateador y corredor sobre el promedio, que formó junto a Juan Padilla, la más espectacular mancuerna defensiva en torno a la segunda base.

Mesa fue tan brillante con su guante que cuando la prensa estadounidense se deslumbró con Rey Ordóñez y le llamó “Rey del Short”, el ganador de tres Guantes de Oro en la Liga Nacional dijo: “El único rey está en Cuba, y se llama Germán Mesa”.

Pero Chinandega no los trae para que atrapen pelotas o las envíen sobre la cerca, sino para que transmitan sus conocimientos al renovado equipo que presentarán en la próxima edición de la Liga Profesional. Pero su presencia elevará el atractivo del torneo.

Comentarios
Ir Arriba
A %d blogueros les gusta esto: