Especiales

Hasta la cumbre victoriosos

jc cumbre

El guatemalteco Juan Carlos Pérez, (JC) que sufre discapacidad en sus dos piernas, junto a su equipo que le acompaña de tres jóvenes de su país, escalaban lentos pero firmes anoche miércoles. Este jueves a media mañana habrán coronado la cima.

A las 6: 30 de la tarde se divisaban en “La Piedra”,  a pocos metros para coronar la cumbre, pero es el trecho más inclinado y pedregoso y ahí fue el momento apropiado para acampar y pasar la noche en un ambiente menor a 10 grados centígrados. La recomendación fue dormir juntos para brindarse un poco de calor.
Al atardecer el cielo lucia limpio y claro, una lluvia ligera se presentó a las 3: 20 de la tarde y hubo tormenta eléctrica, los alpinistas sintieron temor por la rayería, pero los relámpagos se desarrollaron más hacia el sur. No hubo mayor peligro.

Cándido Tijerino, vigilante de la legendaria hacienda San Cristóbal-Las Rojas, ubicada a 17 kilómetros al Este de la ciudad de Chinandega y a 700 metros, sobre el nivel del mar acompañó al grupo desde las 3: 00 de la madrugada y transitó sobre las faldas gran parte de la mañana, dice que JC, como le gusta que le llamen al chapín empujaba fatigado su cuerpo de espaldas con sus manos.

“Esto no había pasado nunca en mi vida, jamás había visto ni llegado así una persona con discapacidad; aquí han escalado alemanes, búlgaros, italianos, daneses, japoneses, un finlandés y canadienses, de Alaska, norteamericanos y dominicanos, muchos del sur; venezolanos, chilenos, pero jamás alguien con discapacidad”, menciona Tijerino sorprendido aun, sin que le pasen los comentarios que hace a su esposa Adriana que inquieta le escucha en la cocina.

Al atardecer, con prismáticos se veía a lo lejos a los escaladores, entre estos, a Fausto Tijerino Sevilla, hijo de Cándido, joven guía, conocedor de toda la zona, del clima, las emanaciones de azufre, senderos y el mejor acceso para acercarse al cráter a 1.745 metros de altura.

El panorama es extenso y maravilloso, verde y esplendido hasta el Golfo de Fonseca, Corinto, El Viejo.
A Fausto le acompaña Yader Llanes Hernández, de la Comarca La Bolsa.
Entre los equipos, enseres, chocolates, abrigos y cámaras, no puede faltar la silla de ruedas de JC con la que se hará las respectivas fotos junto al cráter del activo volcán chinandegano.

La bandera de su país está bien guardada en su equipaje para extenderla al  llegar a la cumbre y desde ahí agradecer el Altísimo su  infinita misericordia.

GIRA EXCITANTE

Cándido que regresó al mediodía a la hacienda, relató que había mucha neblina a las 10: 00 de la mañana, “Se nos vino una corriente fría y se hizo un arcoíris al oeste que los muchachos fotografiaron”, mencionó. Cándido bajo a la Hacienda  a las 12: 00 del mediodía.

JC, atinó a decir durante subía de arrastre como lo ha hecho en otras diez ocasiones y en tres volcanes de mayor altura, “No pensé que estaba difícil”.

Don Rigoberto García es experimentado escalador con grupos de turistas e indica que es difícil escalar el San Cristóbal, “pero excitante”, sostiene.  Al empezar a oscurecer se deja escuchar el gorjear de las aves, del chocoyo real, perdices, la cigarra al anochecer y el graznido del guas.

Comentarios
Ir Arriba
A %d blogueros les gusta esto: