Sucesos

Hoyos y Charcas

charcas

Las charcas, huecos, zanjas y adoquines levantados constituyen un dolor de cabeza para los viejanos. El Viejo, es una región con mucha historia prehispánica de aquel poblado llamado Tezoatega que al llegar los españoles era gobernado por el señorío o cacicazgo de Agateyte.

En el centro de la ciudad destaca la Basílica Menor Nuestra Señora del Trono, es el Santuario Nacional Mariano y luce con un parque remodelado, pero el resto de las calles en los barrios son ríos de charcas.

La mañana del lunes, en el inicio de la semana el bus de transporte Rivera – Vargas cayó en un hueco en la zona El Redentor, dos cuadras al norte del mercado central.

“Esas cuadrillas, no cierran las zanjas y esperan que pasen los accidentes para correr a taparlas, era el primer viaje del bus de Tonalá y se entrampó”, mencionó Fuentes.

Salvador Rodríguez, vecino del lugar dijo que gracias a Dios no hubo lesionados solo el susto de los pasajeros en el hueco donde desde la tarde del lunes surgía un borbollón de agua.

Ronald Plazaola Somarriba, lamentó que todas las calles lucen rotas y culpó a la alcaldía y Enacal que abren las zanjas y pasa hasta dos semanas sin que las cierren.

REPARACION DE CALLES

El concejal, ingeniero Danilo Guerrero indicó que en el plan de inversiones indica hay reparación de calles con concreto hidráulico, pero expuso que lo que se advierte en este momento es adoquinado, entre estas, siete cuadras desde el sector de la unidad policial hacia el sur.

Comentarios
Ir Arriba
A %d blogueros les gusta esto: