Sucesos

Hallazgos e historia al día

el realejo

En los contornos del antiguo Puerto de la Posesión El Realejo, aún se dan hallazgos de la antigua moneda española del maravedí  que fue utilizada entre los Siglos XII y XIX, pero además, es posible tropezarse con un amuleto aborigen.

El metálico que llegó en los bolsillos españoles hasta nuestras tierras, han permanecido sepultadas hasta el día de hoy, brota del suelo durante zanjeos o en perforaciones para plantar árboles, construcción de pozos o letrinas.

Bartolomé y Martin José Alemán Álvarez, son dos hermanos que habitan la casa de la Finca La Batería, sur de la ciudad El Realejo, contornos inmediatos de la famosa “Casa de Las Margaritas”, novela recreada en el Libro “El Burdel de las Pedrarias”, de Ricardo Pasos Marciaq. En la casa se advierten las bases de una antigua construcción de piedra.

La novela es el papel que desarrollo Isabel de Bobadilla y Peñalosa al cumplir su misión de instalar el burdel con las exóticas indias de sus extensas encomiendas.

Los hermanos Alemán Álvarez, heredaron de su padre, don Hilario Alemán, los amplios conocimientos que posee esta propiedad en materia histórica colonial, de aquel antiguo astillero donde desembarcaron las naves europeas, los piratas y corsarios como John Davis, Bartolomew Sharp, William Dampier y Edward Davisy que pisaron suelo chinandegano y se llevaron cuánto pudieron.

En este sitio desembarcó hasta el filibustero norteamericano William Walker, antes que el puerto y aduana pasaran el 20 de diciembre de 1858 a la costa de Corinto. Martin mostró en un reciente recorrido por el lugar la moneda maravedí que encontró hace unos meses, también un amuleto, la pequeña figura en bronce de la patita de león con su cordón de color negro.

CONTÍNUAS VISITAS

Don Hilario Alemán, murió el pasado 24 de diciembre, una fecha representativa para la familia que indicaron no podrán olvidar.

Alemán, originario de Chichigalpa, fue un combatiente y guitarrista, originario de la Comarca “Sirama Norte” a quien las autoridades del puerto legendario le facilitaron la finca para que la habitara.

Los familiares indican que su padre supo por siempre que aquellos terrenos eran una reliquia y se empeñó en conocer a profundidad la historia de la localidad.

A orillas del estero Doña Paula y bajo una tupida arboleda que incluye un guanacaste blanco, frondoso de más de 300 años, don Hilario recibió durante los 35 años que vivió en el lugar, entre otros, al arqueólogo Ramiro García Vázquez, quien realizó excavaciones encargadas por el alcalde sandinista Rafael Blanco en abril del 2005.

También hizo recorridos por el lugar con estudiantes, escritores, poetas y periodistas que han plasmado en revistas, periódicos, ediciones digitales la legendaria historia prehispánica y colonial de aquel sitio.

Una de las visitas más cordiales para el señor Alemán fue precisamente  al escritor Ricardo Pasos Marciaq, quien ha experimentado mucho éxito con la referida publicación.

Comentarios
Ir Arriba
A %d blogueros les gusta esto: