Deportes

Gigantes suben a la cima del beisbol nicaragüense

Después de resistir a un final cargado de dramatismo y de angustiante asfixia, los Gigantes de Rivas regresaron a la cima del Beisbol Profesional Nicaragüense, mientras dejaban en el campo a un Oriental, que terminó de cara a las estrellas, pero irremediablemente en el piso.

Impulsados por una determinación de acero y una voluntad de triunfo que no les dejó apartar la mirada de la meta a pesar de múltiples obstáculos, los Gigantes desplegaron su calidad en el duelo cumbre, hasta imponerse 4-3, ante un Oriental, que acentuó su resistencia en un admirable orgullo.

Un jonrón de Anderson Feliz, un doblete remolcador de dos carreras de Yurendell DeCaster y actuaciones formidables de Jonathan Aristil y Carlos Téller, fueron la combinación perfecta para una victoria, que permite a los sureños atrapar un segundo campeonato en sus tres años de existencia en el beisbol rentado.

Sin embargo, los Gigantes encontraron en la tropa de Granada, a un oponente mucho más complicado de lo que pudieron imaginar. Lejos de resignarse a caer tras cada tropiezo, el Oriental levantó aún más sus pasos y avanzó hasta un séptimo juego, con iguales oportunidades que los sureños.

ASÍ SE LOGRÓ EL TÍTULO

El bombazo de Anderson Feliz como primer bateador del juego, no dejó que Fidencio Flores pudiera asentarse en la colina. Y aunque evitó más daño en ese primer episodio, los Gigantes lo percibieron vulnerable y lo expulsaron de la loma en el tercer episodio con tres carreras.

Flores le propinó golpes a Jimmy González y a Rubén Mateo y un doblete de Yurendell DeCaster, transformó la ventaja de 1-0, a un 3-0, que obligó la llegada de Elías Villegas, quien toleró par de hits, que modificaron a 4-0 la ventaja del conjunto de Rivas.

Lea: El dramático recorrido de los Gigantes hacia la cima

El lanzador del Oriental no cedería nada más a lo largo de los siguientes cuatro episodios, pero en la acera de enfrente, Jonathan Aristil tampoco daba tregua. Y cuando dio síntomas de flaqueza, fue retirado de la colina y Téller vino a imponer el orden.

Aristil fue atacado con sencillos de Donell Linares, Renato Morales y Moisés Flores. Y aunque sacó un out, no impidió que la pizarra se moviera a 4-1. Entró Téller y tras un ponche y wild pitch, la pizarra se movió a 4-2, agregándole la cuota necesaria de drama al juego.

Los Gigantes amenazaron en el octavo, pero Darwin Cubillán repelió la amenaza, dejando la mayor cantidad de drama para el noveno inning, cuando a pesar de tolerar tres hits y una carrera, Téller propinó tres ponches, para sellar el triunfo que trae a los Gigantes de vuelta a la cima del beisbol nica.

DETALLES

Los Gigantes se alzan con la victoria, al imponerse 4-3 en el partido y 4-3 en la Final ante el Oriental. Antes se habían coronado también en la campaña del 2013-2014.

Carlos Téller, quien lanzó 4.2 innings de una carrera, cuatro hits y ocho ponches, se llevó la victoria. Fidencio Flores, quien toleró las cuatro carreras sureñas, perdió.

Anderson Feliz con tres hits, entre ellos un jonrón, fue el más activo de los bateadores de Rivas, pero Yurendell DeCaster el más productivo con dos remolques.

Hemos presenciado una Final, que se puede cuestionar, pero que nos emocionó como muy pocas.

DEPORTES/LAPRENSA

Comentarios
Ir Arriba
A %d blogueros les gusta esto: