Chinandega

Genaro Tijerino, el tallador solitario desconocido

En el barrio El calvario de la ciudad de Chinandega, habita Don Genaro Tijerino, un chinandegano con un talento único “el tallado en madera”, a sus 45 años de edad en su reducido taller, talla piezas en madera que a cualquiera impresiona por la calidad y finesa de sus trabajos.
A los 20 años de edad agarró la primera herramienta para dar sus primeros pasos, sus maestros fueron algunas revistas y libros, con los que se ilustró para así iniciar sus pericias en trozos de madera.
“Sentí la necesidad porque no tenía otra manera de subsistir y como siempre me gustó, sentí que era mi vocación”, comenta Don Genaro con 25 años de experiencia en el tallado en madera y con un sin número de trabajos de impresionante belleza como trabajos de membrecías muy grandes en la Hermita de Dolores de León, (Ángeles, querubines y Guirnaldas) elaboradas aproximadamente hace tres años, en la Iglesia de La paz centro e Iglesia de Guadalupe Chinandega también se aprecian algunas de sus bellezas.
Don Genaro, el tallador solitario desconocido como le hemos llamado por lo que en sus 25 años se ha mantenido trabajando en solitario en su reducido taller ubicado en su casa, de la parte trasera de Iglesia El Calvario 80 vrs al sur en Chinandega.
Padre de tres hijos, uno de tres años, otro de veintidos y otro de veinticuatro a los que nunca quiso que aprendieran este oficio, “Yo siempre quise que mis hijos optaran por una profesión, es por eso que nunca les animé a seguir mis pasos, pero me he dado cuenta que fue un error porque este talento es único”, relata apesarado Don Genaro.
Un cliente que sacó su trabajo de Nicaragua fue Doña Eda Callejas, quien exportaba sus muebles a Inglaterra, Francia y Estados Unidos.
Hoy, el tallador pura sangre, descendiente de una familia muy humilde a sus 45 años, apesarado de que en este departamento queden pocos expertos en este oficio, continúa trabajando, dando lo mejor de Él y esperando a nuevos clientes que deseen tener en su hogar, muebles o piezas de madera talladas a puras manos del Tallador Solitario desconocido.

Comentarios
Ir Arriba
A %d blogueros les gusta esto: