Falleció el Ángel Predilecto de Villanueva

El Angel Predilecto de Villanueva, el santo para muchos católicos de los Pueblos del Norte de Chinandega , el Padre Juan Bautista Peguero de la Rosa, quién fue párroco de la Parroquia Inmaculada Concepción por 49 años ha apagado su luz.

Dejando un gran legado de pastor, evangelizador y amor al prójimo.

Para el, todo el mundo era igual, servirle al pueblo era cómo servirle a su familia por ello lo clamaban y llamaba la atención cuando el padre Peguero llegaba a cualquier comunidad, por su humildad, amor al prójimo, constante oración y su inquebrantable fé.

LA VIDA DE UN SANTO

Por: Ana Laura Pereira E.

Cambiando el último elemento que menciona la canción del grupo ¨Los DANDYS¨, en este sencillo pueblo norteño de Chinandega, vive un sacerdote de origen dominicano, que es considerado un regalo, un santo viviente, no sòlo por su humanismo, sino su entrega total a la formación espiritual y a la importancia del arrepentimiento de los pecados y el acercamiento a Dios, a través de los sacramentos.

Juan Bautista Peguero de la Rosa, nació en  la provincia El ceibo, el 10 de marzo de 1917, hijo de padres humildes y cristianos. Su mamá doña Romena de la Rosa y su padre don Quintín Peguero, quienes también procrearon once hijos más.

Lo común en su país, la mayoría de los habitantes son mulatos, el padre peguero también lo es, además, bajo, en su cabeza se observa poco, casi ningún cabello, ojos café y acento caribeño.

Cuando el Padre Juan, sintió el llamado de Dios, se trasladó a Cuba para iniciar sus estudios de Sacerdocio, luego viajó a Colombia y cumplió su período de diaconado. Posteriormente fue enviado a Nicaragua, dónde convivió con los hermanos del Colegio Calazán, en este mismo centro, se desempeñó cómo profesor.

Después, este siervo fue trasladado a la ciudad de Chontales y fue ordenado sacerdote por monseñor Julián Barni el 8 de diciembre de 1967. Posteriormente la jerarquìa católica lo envió a Villanueva y llegó el día 26 de abril de 1968 a las 6:oo de la tarde e inició su destacada labor en este bello pueblo y los demás municipios del norte de Chinandega.

Doña Concepción Espinal Méndez, feligrés católica perteneciente a la fraternidad Franciscana de esta parroquia, relata que la llegada del Padre Juan Bautista Peguero, fue muy silenciosa, lo recibió el padre Amalio Esteban Aguayo, responsable de la zona norte de Chinandega, el lo presentó a algunas familias.

Luego el padre Peguero empezó a ganarse el cariño de la gente, por su humildad y sencillez, impartía el catecismo los niños, jugaba con ellos, formó también la legión de María,  a él se le conoció desde el principio que su preocupación no era por lo material, sino por lo espiritual, esto se evidenciaba en la forma tan modesta que se alimentaba(vegetales) y las condiciones mínimas con las que sobrevivía, si tenía dinero se lo daba a los más necesitados.

¨ El vivió muchas experiencias, cómo la guerra del año 1979, el huracán mitch, no nos dejó solos en ningún momento, más bien siempre estuvo pendiente por la alimentación especialmente de las y los niños¨ detallò.

Milagros por su intercesión a Dios

Incalculables milagros se le acreditan a la intercesión del padre Peguero, durante sus más de cuarenta años en Nicaragua, puesto que la fe y la oración de este humilde sacerdote son tan inmensas cómo la cantidad de estrellas que tiene el cielo.

¨Doña Arminda Reyes, propietaria de una pulperìa central en Villanueva, relata, un milagro que le atribuye a la intercesión de este sacerdote:

¨ El dìa siguiente que le doné una baranda para la cama de madera del padre Peguero, yo viajé a Managua y en el camino, pensé mucho en el Padre y en sus necesidades materiales, en ese momento yo iba a hacer compras, estando en una tienda en el mercado oriental me busquè el dinero que llevaba y no lo encontré, por mucha insistencia de mi hijo regresé a la primera tienda dónde compré, cuándo llegué, la señora que atendía me preguntó qué ocurría y le dije que perdí el dinero, ella respondió que un señor de estatura baja y con características iguales a las del padre, le entregó el dinero y le dijo que lo guardara porque  una señora llegaría a llevarlo , de esa forma recuperè lo que jamás pensè, es el padre me ayudó en esa situación ¨ finaliza doña Arminda, con una sonrisa en su rostro, muy admirada y agradecida.

Evangeliza sin importar tiempo e incomodidades

Desde que el religioso llegó a Villanueva, inició su ardua labor evangelizadora en la que tuvo que someterse a varias incomodidades, caminar muchas horas, viajar en burro o caballo para poder visitar las comunidades más lejanas del municipio, además de realizar celebraciones religiosas en los otros pueblos del norte de Chinandega, de igual forma  ocurrió en comunidades de Posoltega, donde fue párroco antes de ser enviado nuevamente a Villanueva.

¨Una vez lo llamaron a las cuatro de la mañana, que fuera a ver un enfermo y el a esa hora se fue caminando hasta comarca Los Playones, guiado por el joven que lo vino a buscar, el trabajo del padre, era sin horario¨ afirma Donaldo Peralta, delegado de la palabra del sector #2 y compañero del padre en el grupo de Oración, dónde el cura tanto tiempo dedicó y le llamaron Lázaro.

Don Medardo Lira, quién es delegado de la palabra de la comunidad Las Pilas, comenta que este sacerdote nacido en dominicana, pero muy nicaraguense de corazón, el padre Peguero, solamente utilizaba botas de hule, trasladarse a lomo de mula, y aveces hasta sin comer.

Donde habìan oraciones e imponía las manos, ahí había sanación, no tenía barreras para transmitir su mensaje sólido, era recto en sus prédicas, todo un santo varón de Dios.

Por otra parte el señor Juan Rios, reafirma que el Padre Peguero es un santo que conoce a la gente con sólo verla y fue a través del trabajo en conjunto que realizaban en el grupo de oración, que el padre logró mayor acercamiento y cambio de vida de este feligrés.

Cómo escritor, llama mucho la atención, puesto que este cura ha redactado muchos folletos, basados en las sagradas escrituras y en la misma experiencia de Vida sacerdotal, al servicio de Dios, el evangelio que predicaba es sencillisimo, pero legítimo resumido en el propio Amor de Dios y la Conciencia, cuya palabra fue divulgada en buses, colegios, calles, mercados y parques, finaliza Rios.

Momentos difíciles en  su vida

En dos ocasiones sufrió accidentes de tránsito el primero  ocurrió frente a una finca, cerca del empalme de Villanueva, y en el último que sucedió carretera a Cinco Pinos, casi pierde la vida, pues estuvo inconsciente, con fracturas en la pelvis y golpes en su cabeza , por ello le realizaron una operación y estuvo varios meses fuera de sus actividades, después del accidente, el  padre fue llevado a Posoltega, pero luego volvió a Villanueva.

La salud de este siervo de Dios, se ha desgastado fuertemente, porque padece Alzheimer, enfermedad que lo mantiene mayormente divagando entre el pasado y su subconsciencia, por esta razón lo acompaña una enfermera durante el día y por las noches, para garantizarle mayor estabilidad y los cuidados pertinentes, todo esto bajo la dirección del vicario parroquial Pbro. José Daniel Ibarra y un comité, que recibe apoyo de muchos católicos villanuevanos que quieren y respetan a este especial anciano.

Reconocen su ardua labor y legado

Después del primer accidente que sufrió este sencillo cura,  los dueños de la finca la nombraron ¨Peguero¨. Luego en el año 2002 el alcalde municipal de Villanueva realizó un acto central en el que nombró, la calle principal del sector urbano de éste municipio Avenida Juan Bautista Peguero de la Rosa y le otorgaron el titulo de Hijo dilecto.

También denominaron la plaza central con el nombre de este pàrroco, de igual manera en Posoltega llamaron un reparto con su nombre.

Es común que cada veinte y cuatro de Junio, feligreses de Posoltega, los pueblos del Norte de Chinandega y de Villanueva asistan a la casa cural del padre Peguero y le celebren el día de San Juan, homenajeando a quién consideran es una bendición de Dios.

De manera particular el 10 de marzo 2017, han planificado un día entero de celebración que según el vicario parroquial, será muy especial, pues se celebra 100 años de vida que se  resumen en un tiempo de milagros, vivencias, entrega a las y los más pobres material y espiritualmente. Por tal razón, todo un pueblo brindará honores a quien honor merece, el ángel, el Amigo de toda jornada.

 

Comentarios
Ir Arriba
A %d blogueros les gusta esto: