LO ACTUAL

Día Nacional del Maestro con mayores incentivos

Nicaragua celebra hoy el Día Nacional del Maestro con nuevos progresos en la campaña de alfabetización, la reconstrucción de centros escolares y estímulos económicos para los trabajadores del sector educativo.

Más de 47 mil educadores recibieron esta semana un bono de 400 córdobas, equivalente a 17 dólares, como homenaje del gobierno liderado por Daniel Ortega a los educadores.
La coordinadora del Consejo de Comunicación y Ciudadanía, Rosario Murillo, destacó en sus habituales alocuciones al espacio Multinoticias deL canal 4 de televisión el papel de los maestros en la formación de valores en niños y adolescentes, el traslado de características culturales y aspectos de identidad.

Por disposición gubernamental, directores y subdirectores de centros de estudio, bibliotecarios, asesores pedagógicos, inspectores de educación y todo el personal administrativo con título de docente, recibieron igualmente el bono especial.

En los últimos meses el Ejecutivo contó con la cooperación de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA) a fin de posibilitar la continuidad de estudios de miles de alumnos de escasos recursos económicos.

Gracias a la iniciativa un total de siete mil 808 jóvenes en Nicaragua fueron beneficiados con becas del ALBA para carreras técnicas, y otros seis mil 135 podrán emprender carreras universitarias, informó la víspera Murillo.

Por su parte, la directora ejecutiva del Programa Mundial de Alimentos (PMA), Ertharin Cousin, que visitó a mediados de junio esta nación centroamericana y recorrió zonas rurales y centros educativos, elogió el plan denominado Merienda Escolar, a favor de la seguridad alimentaria.

A criterio de los pedagogos, la adecuada alimentación contribuye al buen desempeño físico y mental del docente.

Ese programa persigue restituir un derecho que de acuerdo con el Ejecutivo las anteriores administraciones, de corte neoliberal, eliminaron cuando dejaron la enseñanza solo para quienes podían costearla.

Una de las huellas de la privatización fue el abandono escolar y el incremento del número de analfabetos en zonas de rurales del país.

Para enfrentar el problema el presidente Daniel Ortega orientó a inicios de 2012 una nueva campaña de alfabetización que ya avanza con más de 10 mil 500 aprendices en los departamentos de Jinotega y Matagalpa.

Todavía quedan problemas por superar, según fuentes del gobierno, como la integración de todos los niños a la educación y la retención escolar, pero los esfuerzos están dirigidos a ello y a la elevación de la calidad de la enseñanza a nivel nacional.

Fuente: Prensa Latina

Comentarios
Ir Arriba
A %d blogueros les gusta esto: