LO ACTUAL

Bluefields al ritmo de palo de Mayo

El Nuevo Diario

Llegó mayo, y con él, miles de bluefileños celebran las festividades del Palo de Mayo, en la que chicos y grandes bailan alrededor del árbol; es una época en  la que el pueblo costeño honra a Mayaya, la diosa de la fertilidad, mientras otros celebran la llegada de las primeras lluvias y las mejores cosechas

“El propósito de la celebración de las fiestas  de mayo es fortalecer la cultura autóctona, enfocada en las tradiciones, costumbres, idiosincrasia, gastronomía y todo aquello que constituye nuestra  diversidad étnica y cultural de pueblo costeño”, dice el alcalde de Bluefields, Harold Bacon, quien invita a los visitantes nacionales y extranjeros a disfrutar de estas festividades.

La jornada, que dura todo el mes, inició con el Palo de Mayo en los barrios, la presentación de artistas locales y sus canciones del palo de mayo. Participarán artistas locales en fechas diferentes, como McPuppet, autor de El Río San Juan es nica, la cantautora nacional Katia Cardenal, y la presentación de artistas internacionales al concluir las festividades.

Origen
La celebración del Palo de Mayo, según la historia, comienza en Bluefields desde la época de la Mosquitia, se danza alrededor de un árbol. Existen diversas hipótesis sobre el origen del Palo de Mayo, algunos aseguran que vino de Inglaterra, otros dicen que vino por los negros, y hay quienes expresan que llegó de manera indirecta desde Jamaica.

“En Gran Bretaña y demás países de habla inglesa, al primer día de mayo se le llama ‘May Day’. En otros países también desde la era precolombina se practicaba un culto al árbol. En Alemania se hace referencia a Der Maigraf, en Suecia a Maigren, en España se hace referencia a la Maya (María joven) que preside la fiesta de mayo dedicada a la Virgen María llamada la ‘Reina de Mayo’”.  Si se analiza la estructura original del Palo de Mayo costeño, es decir, los elementos de su configuración: los juegos, las comidas, las canciones, las dos partes del programa (una para los niños y otra para los adultos) no hay cómo perderse, llegaremos a concluir que su origen es de Inglaterra”, dice el historiador costeño Johnny Hodgson.

El estudio de nuestra historia deja claro que el Palo de Mayo llegó a la actual Costa Caribe de Nicaragua desde Inglaterra, en algunos casos directamente, y en otros casos a través de su principal colonia británica en el Caribe, que era Jamaica, con la cual el Reino de la Mosquitia mantenía comunicación directa y muy estrecha desde 1655.

“Obviamente, al llegar una pieza artística de Inglaterra a nuestras costas no se podía mantener estática, es seguro que se iba a cambiar el ritmo debido a nuestros propios instrumentos y a nuestra propia cultura, pero precisamente porque era del agrado de nuestra gente lo modificaron, pero lo mantuvieron vivo”, manifiesta Hodgson.

El profesor Hugo Sujo dice que “no importa el origen del Palo de Mayo, es decir, el cómo, y cuándo de su llegada, ni el porqué ni el significado de su baile original; la verdad objetiva es que el Palo de Mayo de la Costa Caribe de Nicaragua se baila hoy porque se bailaba en el pasado. Con esto queremos decir que los participantes en el baile de hoy no pretenden, conscientemente, expresar ningún mensaje de religión africana ni de ninguna otra índole”, señala.

Significado
Algunos historiadores señalan que estas fiestas son en honor a la diosa de la fertilidad, Mayaya, la cual es representada con un árbol frutal típico de la zona, y se realizan en todo mayo por ser la fecha de inicio de la temporada de lluvia en nuestra región.

Argumentan que el culto al árbol era universal en la antigüedad, también por todo lo que brinda para la vida de las personas, incluyendo alimentación, vestuario y vivienda.

Según el escritor caribeño Donovan Brautigam, “las personas en diferentes países danzaban en círculo con el árbol al centro”, por ese motivo “nuestro culto u homenaje costeño al árbol, nuestra acción de gracia por las lluvias, las flores, los frutos”.

Lo ven como una suerte de Güegüense

Otros autores afirman que el Palo de Mayo es una especie de burla o de vulgareo de las clases populares y esclavos para  ridiculizar el baile formal de los ricos o esclavistas que eran las clases opresoras.

El teólogo costeño Hernán Savery dice que un visitante africano que presenció un Palo de Mayo en Bluefields, le aseguró que, sin duda, el baile contiene vestigios de la religión Shongo del África Occidental, vestigios atribuidos a la memoria ancestral.  Pero el profesor Hugo Sujo es claro al manifestar que no se le rinde culto a nadie, que no es una fiesta pagana como señalan algunos autores.

“La gente lo baila como expresión tradicional porque les gusta, no porque estén rindiendo ningún culto o acción de gracia a los árboles”, dice Sujo, quien argumenta: “Todos los costeños sabemos perfectamente a quién tenemos que rendirle culto y a quien deben dar gracias por los árboles y por todo lo que existe en la naturaleza”.

Las versiones
Según el profesor Hugo Sujo Wilson, “en la actualidad existen dos versiones del baile cuyos partidarios no comulgan unos con otros, y hasta se vilipendian mutuamente. Estas versiones son la conservadora puritana y la liberal erótica. Los partidarios conservadores tildan a los liberales de vulgares y de obscenos; mientras que los liberales denuncian a los conservadores como hipócritas y santurrones”.

 

“En la versión conservadora, los participantes, bien vestidos y con mínimas partes de sus cuerpos no cubiertas por la ropa, bailan ceremoniosamente con pasos y ritmos bien medidos, sin una sonrisa, sin expresar emoción, como las piezas bien lubricadas de una máquina”.

“Por otro lado, en la versión liberal hay constantes improvisaciones rítmicas, tanto en la música como en los movimientos de los participantes; hay violentas contorsiones eróticas de los cuerpos de las parejas, a veces en contacto y frotándose, a veces separados, y en todas las posiciones concebibles e inconcebibles; hay emociones y mensajes no disimulados, no esotéricos” Miss Lizzie Nelson, una defensora de la versión “formal” del Palo de Mayo,  afirma que la pérdida de la versión tradicional o conservadora fue por la falta de difusión, “probablemente, porque no hubo una presentación original de los bailes y porque no había medios modernos de comunicación en aquellos tiempos”.

Señala Miss Lizzie que en los años 80 se hicieron esfuerzos por rescatar la tradición. “Gracias a la oportunidad que llegó de revivir nuestro baile folclórico, tuve  bajo mi responsabilidad el entrenamiento de niños y de jóvenes que llegaron a ser  bailarines del  Palo de Mayo original”.

 

 

INSTRUMENTOS

Los krioles introdujeron a la danza del Palo de Mayo una serie de instrumentos adicionales a los que ya utilizaba la cultura europea, fabricaron sus propios instrumentos de sonido, el principal era el tambor de mano, incorporaron la raya de coco y la quijada de burro, que se hacían sonar raspándolos rítmicamente con un clavo.

Se incorporó también el peine de carey, que servía como sinfónica, la tina de lavar con una cuerda que servía como bajo, y un simple tarro metálico al que se golpea rítmicamente con una varita para marcar el ritmo. Más tarde incorporaron el acordeón, las maracas, la guitarra, el violín, la mandolina y otros.

Música
En el grupo musical, el tamborista era generalmente el compositor de las canciones, llevaba el ritmo y cantaba. Era el solista; los otros músicos servían como coro.

Las canciones relatan algún hecho de la vida del prójimo o del propio compositor, o relatan incidentes en la vida del nativo, y son generalmente de cuatro líneas o de una estrofa que se canta repetidas veces, lo cual puede hacer que una sola canción tenga una larga duración.

Hacen mucho uso de la “llamada respuesta y coro-solista”, lo cual es conocido como antífona. Casi todas las canciones son contestatarias, y en ellas el ritmo es mucho más importante que la melodía.
Entre los compositores de canciones del Palo de Mayo, se cuenta a Silvester Hodgson, de Cotton Tree,  conocido como Tanthó; además de José Sinclair (Mango Ghoss”), integrante de la otrora Bárbaros del Ritmo, con quienes interpretó una serie de canciones.

El último grupo establecido que interpretó canciones de Palo de Mayo con instrumentos originales fue el Zinica Band, en los años 80, que fue organizada y promovida por la Delegación Regional del Ministerio de Cultura.  Zinica Band estaba integrada por Víctor “Vec” Perry (banjú), Landiman Omier (acordeón), Walter Lockwood (guitarra), Cluadeus “Golden” Omier (bajo de tina), Edwin Campbell (maracas y quijada), y Hubert “Timmy” Perry (tambor).

Durante sus 10 años de existencia participaron con ellos otros músicos  como Mr. Gosden, Bull Tun Tun, Winston Perry y Mr. Catusse.

Otro grupo fue Cawibe, formado por René y José Cassells, Amos Johnson y Samuel Hodgson, Marcos Williamson, Luis Brown, Luis Hodgson, Bengy, Roberto Fajardo, Edwin y Gerardo Padilla. También estuvo el Happy Land, integrado por William López Fajardo, Ricardo Campos, Julio Bustillo, Chico Flores, Luis Maltez, Marcio McCoy, Eddy Morales, Félix, Estela Maltez, Edgard Morgan y Claudio Wild.

Comentarios
Ir Arriba
A %d blogueros les gusta esto: