Chinandega

Baches, tragantes, manjoles, riesgo y caídas

Un cráter se conformó en el adoquinado tras reventarse un tubo de agua potable que se ha expandido y resulta un riesgo en las últimas horas frente al sector ferretero del mercado de mayoreo El Bisne.

El tráfico vehicular es intenso en la zona y a cada momento se dejan escuchar los golpes de las caídas de los vehículos con las averías que de este resultan. Francisco Armas dueño de un tramo ferretero dijo que de inmediato reporto la fuga de agua, luego asistió en dos ocasiones más y no se acerca la cuadrilla de reparaciones.

“Ahí han caído bicicletas, triciclos con pasajeros, vehículos y carretones. Una camioneta que cayó a mediodía hubo que sacarla empujada este mediodía” contó Armas.

Mientras, un manjol sin tapadera desde el mes de diciembre pasado ha provocado la caída de niños y de vehículos en la calle del antiguo Cine Variedades, media cuadra al sur.

“Ahí se fue un niño con todo y bicicleta que hasta se desmayó. Los borrachos se llevaron la parrilla, ahí quedo destapado, se le ha colocado ramas y piedras pero los carros siempre se van. Ahora también es basurero ilegal”, dijo la vecina que teme se rompa la tubería e inunde de agua pestífera.

En los alrededores del mercado central los tragantes sin tapa también son un peligro. El taxista Manuel Sandoval dice que siempre conduce atento a los huecos, algunos cargados de basura para evitar daños al vehículo que conduce. Uno de estos tragantes se ubica al sur del mercado central frente a Ladrilleria Cuadra.

UN PELIGROSO OBSTACULO

Una varilla sobresale en la calle, en plena avenida El Calvario-Santa Ana, desde la acera frente al centro de salud Roberto Cortez-La Sanidad. El tubo sostiene una cocina donde la dueña fríe pollo y papas.

“Alguien que tropecé ahí, una de estas señoras puede caer y se le viene encima la cocina con todo y el aceite caliente”, mencionó el jurista Sergio Cáceres.

Un inspector del MTI que observaba a los vehículos dijo que eso le correspondía corregir a la municipalidad que otorga los permisos y cobra los impuestos a las cocineras.

Comentarios
Ir Arriba
A %d blogueros les gusta esto: