LO ACTUAL

Canal interoceánico beneficiará al pueblo de Nicaragua

El gran beneficiario de la construcción de un canal interoceánico en Nicaragua será el pueblo, afirmó hoy el encargado del dragado del Río San Juan, Edén Pastora.

De todas las oportunidades que la obra brinda al país, el funcionario destacó la de erradicar la pobreza, la cual llevó a la mayoría de los diputados del Parlamento a votar la víspera a favor de una ley creadora de los mecanismos funcionales del canal.

A criterio del histórico guerrillero, este proyecto solo podía impulsarlo un gobierno como el de Daniel Ortega cuya política beneficia fundamentalmente a los grandes sectores populares marginados.

Pastora consideró una actitud egoísta la de quienes se oponen al proyecto del canal pues solo piensan en la competencia de carácter político, y cuando la vía se haga realidad el gobierno sin dudas va a ganar prestigio pero las mayores ganancias las tendrá el pueblo, ratificó.

Nicaragua en la actualidad reúne las condiciones para emprender una obra de gran magnitud como la vía interoceánica por sus cualidades topográficas, sus relaciones internacionales y la voluntad de su Ejecutivo, manifestó en declaraciones a la revista En vivo de canal 4 de televisión.

El funcionario recordó que muchos países necesitan este canal, el cual incluso permitiría el paso de embarcaciones mayores a las que pueden cruzar por el de Panamá, hoy insuficiente para el volumen del tráfico mercantil mundial.

El Comandante, que por disposición del presidente Daniel Ortega está al frente de los trabajos de dragado del Río San Juan, celebró la sentencia de la Corte Centroamericana de Justicia que ordenó al gobierno de Costa Rica detener la construcción de una carretera paralela al cuerpo de agua.

Las graves afectaciones al río y al ecosistema de la zona fueron los principales argumentos esgrimidos en el fallo, y a juicio de Pastora la obra realizada sin ninguna planificación ni estudio de impacto ambiental pone en peligro el prestigio de Costa Rica como país defensor de la naturaleza.

Además la carretera defendida por la presidenta costarricense, Laura Chinchilla, le parece una mala estrategia de la gobernante ante su pérdida de popularidad, y en lugar de construir algo bueno destruye un patrimonio natural que beneficia a ambos países.

Fuente: Prensa Latina

Comentarios
Ir Arriba
A %d blogueros les gusta esto: